MUTEK Barcelona 2020: 5 actuaciones claves

Cuesta creer que, 15 días atrás, Barcelona estuviera viviendo una de sus semanas más activas, candentes y cruciales para su escena creativa digital, electrónica y de vanguardia. MUTEK Barcelona -la edición española y única edición europea de la red MUTEK internacional, con hogar en Montréal y sede también en México DF, San Francisco, Buenos Aires, Dubai y Tokio- celebraba su 11ª edición.
Una edición marcada, sobre todo, por su afán descubridor, tanto en lo puramente artístico como en lo relativo a espacios. MUTEK es un festival descentralizado, que se inmiscuye en las entrañas de algunos de los espacios creativos más vanguardistas y simbólicos de la ciudad. En 2020, MUTEK creó Casa MUTEK x Reebok en Bridge_48, el nuevo hub de la música electrónica en Barcelona. Además, el festival celebró su Inauguración en Roca Barcelona Gallery, nos permitió visitar también el Institut Français y la Fundació Phonos, en la Universitat Pompeu Fabra, nos enamoró con los encantos de Abaixadors10 y de la Antigua Fábrica Estrella Damm y nos permitió bailar hasta la madrugada en dos de los clubs alternativos más interesantes de la ciudad: Nitsa Club y Laut.

Como decíamos, también en lo artístico MUTEK destacó por su afán descubridor. Un cartel sin aparentes cabezas de cartel centraba su atención en el estreno mundial de directos como los de Levon Vincent o la catalana Ikram Bouloum, en debuts en la ciudad como los de Lotus Eater (unión de Lucy y Rrose), la portuguesa Bleid o los japoneses Meitei e YPY. No menos destacable fue la actuación de la parisina Molly, que se presentó también en formato live, al igual que lo hicieron Loraine James y Barker, ambos con sus más recientes lanzamientos bajo el brazo.
Nos ha costado no dar más detalles del memorable cierre de Sherelle en la noche del viernes en Nitsa, con la sala rompiendo a sudar a base de footwork, así como no darlos tampoco del emocionante estreno de las Pianorig Sessions by Francesco Tristano, descubriendo la faceta más íntima y cercana del pianista y compositor. Pero quisimos quedarnos con cinco nombres. Y estos son. Cinco actuaciones que harán que no nos olvidemos de MUTEK Barcelona 2020 en muchísimo tiempo. Con ellos, disfrutamos de uno de los últimos bailes previos a la gran cuarentena causada por el coronavirus.

5. Lucinda Chua
Imagen: © YF AgencyLa violoncelista de FKA twigs se presentaba en solitario como una de las grandes estrellas del cartel. Lucinda Chua llegaba a Barcelona con Antidotes 1 bajo el brazo. Tras sus colaboraciones paralelas también con GAIKA, KÁRYYN o Ben Vince, este lanzamiento supone el primer trabajo en solitario de la compositora británica. Lucinda Chua actuó el jueves por la tarde en X/Visions, creando en el auditorio del Institut Français atmósferas de otros mundos. Su voz celestial interactuó con las distintas capas de sonido de su violoncelo, superpuestas unas sobre otras creando armonías hipnóticas cercanas al pop experimental y el r&b. Lucinda incluso sorprendió bajando a platea a cantar, aunque fue su gran éxito, “Feel Something”, lo que más alto hizo volar al público de MUTEK.

4. ISAbella b2b Vlada
Imagen: © YF Agency¿Es posible tirar vinilo tras vinilo durante dos horas sin cometer un minúsculo error y sin aflojar ni un segundo el nivel? La colombiana ISAbella y la rusa Vlada demostraron que sí. MUTEK apostó por la escena local entregando el cierre del festival, el sábado por la noche en Nitsa, a una de las selectoras más activas en Barcelona: la colombiana ISAbella, promotora principal del colectivo Maricas. Se le propuso un b2b e ISAbella optó por Vlada como aliada. El resultado fue de un nivel superlativo. Durante dos horas, Nitsa no dejó de agitarse ante una combinación de electro, techno, groove y breaks, una amalgama de estilos que difícilmente suena hoy en día en los grandes clubs de la ciudad. En un festival en el que no abundan los dj sets, este se hizo con un hueco entre lo mejor de su 11ª edición.

3. Mainline Magic Orchestra
Imagen: © YF AgencyEran la gran incógnita del festival. Otra apuesta local. Esta, sin duda, arriesgada, al menos a priori. Hasta ahora, Mainline era un humilde colectivo de selectores barceloneses. En MUTEK, se presentaron como banda de música house en vivo. Y lo petaron. A base de sintetizadores, cajas de ritmos, teclados y sus propias voces, Nile Fee, John Heaven, JP Sunshine y Daniel 2000, junto a muchos más miembros del show (culturistas incluidos), dejaron a Nitsa, también el sábado, entre aturdidos, atónitos y enamorados. Mainline Magic Orchestra ofrecieron uno de los conciertos más épicos de los últimos años en la escena de clubs de Barcelona. En nuestras mentes aún retumba aquello de “los niños del parque fuman cigarrillos”. Momentos tan mágicos como los Mainline. Esta fue su primera conquista de muchas. Su carrera acaba de despegar. No les perdáis de vista.

2. Grand River
Imagen: © YF AgencyCuando salimos de la Universitat Pompeu Fabra el viernes por la tarde, lo teníamos todos claro: la de Grand River había sido la mejor actuación del festival hasta el momento. Mitad italiana, mitad holandesa, la compositora, música y productora afincada en Berlín demostró por qué una eminencia como Donato Dozzy la ha acogido bajo su paraguas. Grand River dibujó un terreno abrupto y experimental al inicio de su directo y dejó que todo fuera allanándose poco a poco mediante melodías de alto impacto. La oscuridad imperante en la Sala Aranyó y la ausencia de visuales invitaban a cerrar los ojos, estirarse en el suelo y dejarse llevar. Y eso hizo la mayoría.

1. Aquarian
Imagen: © YF AgencyLo que hasta ahora era Experience, mutó en 2020 a Play. Hablamos del evento más popular de MUTEK Barcelona: la tarde del sábado en la Antigua Fábrica Estrella Damm. El festival decidió reducir el espacio a la Sala Máquinas, donde cinco actuaciones concentraron toda la atención del público, invitando así a una mayor concentración en lo puramente artístico, dejando de lado la faceta más social del encuentro. Play concluyó con la estelar actuación de Aquarian. El canadiense, también afincado en Berlín, llegaba con The Snake That Eats Itself bajo el brazo, un álbum que vio la luz a principios de año en Bedouin. Aquarian navegó entre el downtempo, los breaks y el rave, alejándose siempre de los estándares y ofreciendo una clase magistral de lo que, a partir de ahora, podremos catalogar como música rave avanzada, futurista y de alta sofisticación. Este fue el primer live de Aquarian en su carrera. Muchos podrán intentarlo millones de veces y se quedarán a la altura de sus talones. Aquarian fue el gran triunfador de esta 11ª edición de MUTEK Barcelona.

(Imagen de Portada: © YF Agency)

Comments

Cinco temas que marcaron la tarde en el primer Soundit de 2020

Un último baile antes de encerrarnos. Aunque, por aquel entonces, ni siquiera podíamos imaginarnos la que se nos venía encima.
El pasado 7 de marzo, comenzó la temporada 2020 para uno de los ciclos más atractivos y con mejor programación de Barcelona. Hablamos de Soundit, el festival de música electrónica que planteaba tres sábados no consecutivos antes del verano. La cuarentena causada por el virus COVID-19 nos impide saber cuándo será la próxima. Lo que sí sabemos es que DJ Tennis, con un disco set preparado especialmente para la ocasión, Tom Trago, el dúo Kamma & Masalo e Ivy Barkakati le pusieron ritmo a esa primera cita.

Imagen: © Alba Rupérez
Sol, calor, buenos alimentos (no olvidemos que Soundit es la evolución natural de SoundEat, nombre que nace de la fusión de ‘sonido’ y ‘comer’) y, claro, buena música. Muy buena música. El sonido más funky y mayoritariamente house de Tom Trago y las líneas de bajo más imponentes de Kamma & Masalo sirvieron de preludio para lo que Barcelona, a juzgar por los picos de afluencia al escenario, más esperaba: la versión más disco del italiano y capo de Life And Death DJ Tennis.
Nosotros cumplimos, llegamos temprano y estuvimos atentos a todo lo que sonó en el Parc del Fòrum. Entre las mejores selecciones, destacamos estas cinco. Cinco temazos que provocaron la euforia colectiva en uno de los últimos bailes pre-cuarentena en Barcelona:

Patrick Cowley ft. Sylvester – Do You Wanna Funk?

Tom Noble – Flashlight (Masalo Remix)

Roman Flügel – Parade D’Amour

My Mine – Hypnotic Tango

Redrago – Il Veliero (Club Version)

(Imagen de Portada: © Alba Rupérez)

Comments

MIRA Festival 2019: 5 actuaciones claves

Ya van nueve años en los que MIRA ha nacido, ha crecido y, de la mano de la Fàbrica de Creació Fabra i Coats, se ha consolidado como uno de los festivales de música electrónica avanzada y arte digital de mayor referencia para la escena de vanguardia europea. Durante dos jornadas de actividades previas y tres intensas noches en Fabra i Coats, MIRA ha ofrecido más de 50 actividades y ha presentado a 120 artistas nacionales e internacionales.

Aunque la organización no ha hecho público el dato, nos ha informado de que, entre Fabra i Coats, L’Auditori de Barcelona, el Espai IDEAL y el Teatre Lliure, MIRA ha movilizado en 2019 a más de 10.000 asistentes. No se colgó el cartel de sold-out en ninguno de los días gruesos del festival, pero tanto el Main Room como el Espai Zero de la fábrica presentaron siempre, desde primera y hasta última hora, un aspecto envidiable. Artistas y público fueron uno (muchos de los protagonistas se pasearon por las instalaciones de MIRA durante todo el fin de semana) y la calidad superlativa de la iluminación y el sonido acompañó, una edición más, a todos los allí presentes.

Tras nueve años disfrutando del MIRA que todos conocemos, el festival catalán de artes digitales se muda. 2020 será el año en el que MIRA celebre su X aniversario. Y lo hará lejos de Fabra i Coats. Dónde es aún una incógnita, pero una cosa tenemos clara: un cambio de formato sería un error. Es precisamente el hecho de concentrarse en un único lugar lo que hace de MIRA un festival con una personalidad e identidad tan fuertes. Mientras esperamos a descubrir lo que sucederá de aquí en adelante, nos quedamos con cinco recuerdos. Cinco actuaciones que, por encima del resto, abrumaron todos nuestros sentidos.

 

5. Floating Points ft. Hamill Industries

Imagen: © Oriol de Vigo 

La actuación de Sam Shepherd en MIRA 2019 era, ya de antemano, uno de los shows más esperados del festival. El artista de Manchester presentaba Crush, su último gran trabajo de estudio cuyo estreno global había sucedido hacía apenas cuatro semanas en los laboratorios de Ninja Tune. Floating Points interpretó en directo la inmensa mayoría de los temas que componen Crush. Nos sorprendió con una larga introducción ambient que, con suavidad y elegancia, fue mutando hacia las bases house de base seca made in UK que tanto le caracterizan. Fueron los primeros bailes del festival en la tarde del jueves, unos bailes acompañados en la pantalla por el trabajo de Hamill Industries, estudio que lleva ya años colaborando con el músico inglés.

 

4. Alessandro Cortini pres. Volume Massimo

Imagen: © Alba Rupérez 

Otro que presentaba su nuevo álbum era Alessandro Cortini. El italiano visitó MIRA en 2016 para enamorarnos con Avanti, disco que vería la luz a principios de 2017. Casi tres años después, volvía a Fabra i Coats con Volume Massimo bajo el brazo. Este nuevo larga duración es la continuación de aquel primero. Un segundo capítulo en el que la compenetración es total entre las melodías y la rugosidad de técnicas experimentales irrefutables para el compositor. Por momentos, elementos de Avanti aparecieron para tocar la fibra del público, mientras sintetizadores, drones e incluso notas a guitarra incrementaban la intensidad de la performance a medida que esta llegaba a su final. El abrazo musical y visual de Alessandro Cortini llegó a Barcelona cargado de paz.

 

3. Blanck Mass ft. Dan Tombs

Imagen: © Alba Rupérez 

No quedó claro si el público de MIRA tenía más ganas de ver los nuevos trabajos visuales de Dan Tombs – el inglés, uno de los mejores artistas visuales del Reino Unido, actuaba en el festival catalán por segunda vez – o los sonidos recién cocinados de Blanck Mass. Bajo ese alias, Fuck Buttons nos enseñó Dumb Flesh, su nuevo disco para Sacred Bones en el que fusiona grime, bass y trance con una energía más propia de las pistas post-punk. La suya fue la penúltima actuación del fin de semana en el Main Room y pareció dejar a más de uno con la boca abierta. La combinación de luz, contraposición de color, ruido y épica aceleró los corazones de MIRA mucho más de lo que cualquiera habría imaginado. Poner el broche al show con “House vs. House” fue incluso demasiado osado. Los gritos demostraron que el acierto fue rotundo.

 

2. Clark ft. Evelyn Bencicova

Imagen: © MIRA Festival 

Si alguien en el cartel de este MIRA 2019 contaba con un buen elenco de fans, ese era Chris Clark. Normal, si tenemos en cuenta que publica música a un ritmo diabólico desde que se estrenó en el sello Warp en 2001. El espectáculo de Clark presentó un acompañamiento exclusivo y especial para la ocasión – comisariado por MIRA – a cargo de la artista visual eslovaca Evelyn Bencicova. Clark viajó a través de sus casi 20 años de carrera como músico, recuperando cortes de sus mejores obras, edits y remixes, sonidos que aún no habíamos escuchado y, por supuesto, cortes provenientes también de su última obra, Kiri Variations. Clark ejemplificó la dualidad y compenetración entre las bases más amistosas y los sonidos más sofisticados y exigentes para la audiencia.

 

1. Biosphere

Imagen: © MIRA Festival 

Será difícil encontrar a alguien en este mundo que no esté de acuerdo en que Biosphere es uno de los mejores productores de música ambient de toda la historia. Sus sonidos revolotean por salas de todo el mundo desde principios de los 90. España, sin embargo, no tenía la ocasión de verle en directo desde hacía 15 años. Biosphere presentó en MIRA un nuevo espectáculo audiovisual basado en The Senja Recordings, su último gran proyecto. El escenario principal del festival pudo observar en la gran pantalla las grabaciones de campo que Biosphere registró en la isla ártica de Senja, mismas grabaciones que combinó con sus improvisaciones de estudio para deleite del público. Biosphere es grande por muchas cosas, pero, sobre todo, es grande por romper con el esquema más ortodoxo del género y aplicar la no-lógica de que la música ambient, si se quiere, también puede ser bailada.

 

(Imagen de Portada: © Xarlene)

 

Comments