4 lugares ideales para una primera cita en Barcelona

Imagen cortesía de freestocks (Unsplash.com), a quien pertenecen todos los derechos.
¿Estás planeando una cita y es la primera vez que se verán? ¡Excelente! Elegir el lugar adecuado para este primer encuentro es fundamental, ya que de él depende en gran medida la creación de un ambiente agradable. Y si todo sale bien, ese lugar podría convertirse en un recuerdo recurrente en su relación. Ahora bien, ¿no sabes qué lugar visitar para una primera cita en Barcelona? No te preocupes, acá te damos algunas de las mejores opciones.
Es importante que tengas presente que las primeras citas no son todas iguales, aunque sería ideal que tuvieran algunas similitudes, especialmente en lo que respecta al lugar: sin mucho ruido para poder conversar y encantador pero no muy romántico. Así que tómate un momento para considerarlo, elige la idea que mejor se adapte a ustedes y lánzate al ruedo.
¿Estás buscando lugares para una primera cita en Barcelona? ¡Lee a continuación!
1. Caelum: merienda en antiguas termas judías
Seguramente estarás pensando en algo más que en una simple cafetería. Y si llevas a tu cita a Caelum, seguramente la sorprenderás. Además de una amplia variedad de tés e infusiones, podrán deleitarse con pasteles de repostería artesanal proveniente de diversos conventos de clausura. Pero lo que realmente hace especial a este lugar en el Barrio Gótico es su cripta abovedada. Las paredes de roca, los espejos y las luces tenues crean el ambiente perfecto para una cita en Barcelona. Ten en cuenta que el espacio es limitado y puede ser difícil encontrar lugar en ciertas horas.
2. El Diset: todo con una copa de vino es mejor
¿Te gustaría visitar un wine bar? El Diset, cerca del Passeig del Born, es una excelente opción. Para una primera cita, pueden aprovechar la zona más informal del lugar, con taburetes altos, y disfrutar de una variedad de vinos de su carta. Si hay química, pueden continuar la velada con tablas de ibéricos y quesos, o sus deliciosas torradas de pan de vidrio.
Una cita para los amantes de un buen vino
3. Garage Beer & Co: para amantes de la cerveza artesanal
Si ambos son amantes de la cerveza, no pueden dejar de visitar Garage Beer & Co. Este local de estética industrial ofrece un ambiente relajado, perfecto para aliviar los nervios de una primera cita. El lugar produce y vende sus propias cervezas con sabores y etiquetas atractivas. La variedad es amplia, desde Soup IPA hasta Supercombi. Es un lugar que atrae por su autenticidad y calidad.
4. Observatori Fabra: un toque mágico y romántico para una primera cita en Barcelona
Finalmente, te recomendamos que pienses en un plan de este tipo en el que compartir la experiencia de admirar las estrellas en el Observatori Fabra puede convertir la cita en algo mágico y especial. Ofrecen visitas guiadas que incluyen la observación del firmamento desde un telescopio y la visita a su cúpula. Al finalizar, pueden disfrutar juntos de una copa de cava o un zumo para añadir un toque romántico a la experiencia.

Káktos Botanical Society: coctelería, botánica y música en un solo lugar

Imagen cortesía de kaktosbotanicalsociety.com, a quien pertenecen todos los derechos.
Existe en Barcelona un lugar para quienes quieran reconectarse con su esencia naturalista, ubicado en la calle Borrell 147, justo entre Gran Via y Diputació: Káktos Botanical Society.
Esta es una nueva coctelería en la cual los comensales pueden disfrutar de bebidas clásicas y los mejores cócteles de autor con “líquidos de origen vegetal”, con los que se pueden transportar a diversos lugares del planeta como, por ejemplo, los bosques tropicales del Amazonas, los campos de lavanda de Francia o el Parque Hitsujiyama en Japón, entre otros.
Cabe mencionar que este es un espacio de aspecto minimalista que, además, funciona como hotel de plantas. Allí los clientes pueden dejar las suyas cuando se van de vacaciones y nadie puede ocuparse de ellas. Pero también se pueden degustar cócteles con licores que han sido infusionados con cultivos de brotes verticales.
Káktos Botanical Society, para amantes de la naturaleza
Quienes quieran visitar esta coctelería botánica solo tienen que cumplir un requisito: compartir la pasión por la naturaleza. Por tal razón, Marcos Fernández, quien es manager y gestor del espacio para eventos del sitio y coordinador de gastronomía comentó que lo que buscan es:
“Tratar de acercar la botánica al estilo de vida urbano con un carácter festivo y de ocio”.
Imagen cortesía de kaktosbotanicalsociety.com, a quien pertenecen todos los derechos.
Vale la pena resaltar que Káktos contará próximamente con eventos mensuales, entre los que se encuentra un curso de coctelería botánica impartido por la experta en ciencias de las hierbas, Andrea Laruso.
Por otra parte, el primer fin de semana de cada mes se llevará a cabo el flea market de plantas, evento en el cual tendrán la posibilidad de participar los propietarios de los negocios botánicos particulares. Mientras tanto, el artista musical Ander Villarejo, acompañará el evento con melodías inmersivas, todo a través de las ondas y vibraciones de las plantas.
Cócteles únicos para todos los gustos
Quienes vayan a Káktos podrán disfrutar de cócteles clásicos por 13€ y de autor por 12€. Y podrán elegir entre especialidades como el Gin infusionado con curry o el Vodka bañado en mostaza, miel de tomillo, cítricos y burbujas. Según el coctelero Fernández, el primero de estos –el Gin infusionado– es la bebida más exitosa del lugar. Esto se debe a que, además, tiene cúrcuma, hierba de limón y otros ingredientes exóticos de la comida tailandesa, lo que hace que tenga un sabor único.
Imagen cortesía de kaktosbotanicalsociety.com, a quien pertenecen todos los derechos.
Además, se pueden elegir cócteles sin alcohol, por ejemplo, el Vulgaris que está elaborado con arándanos, albahaca, pomelo y vinagre balsámico. O el Carota elaborado a base de naranja, zanahoria, aloe vera y jengibre.
Finalmente, hay que decir que en la carta también hay tentempiés entre los que hay que destacar el Wasabi Satibum, unos guisantes verdes tostados recubiertos de wasabi. Y también hay clásicos como patatas fritas al estilo chips.