Barcelona, la ciudad con casi un millón de multas de tráfico anuales

Barcelona, es la ciudad con casi un millón de multas de tráfico anuales. El año pasado se impusieron un total de 899.951 multas de tráfico. Estas multas incluyen las de estacionamiento, infracción y circulación de la ordenanza de la zona de emisiones bajas (ZBE).
Expresado de otra manera, en el 2023 el número de sanciones fue de 2.465 al día, esta cifra representa un 6,1 % menos que en el 2022. Esto representa el último que está completo de los ocho años de mandato de Ada Colau frente del Ayuntamiento. Lo que ha provocado la atención de las autoridades competentes en esta materia, completando asi el millón de multas.
Barcelona, la ciudad con multas de tráfico anuales
De allí que Barcelona se ganó la fama de ser una de las grandes ciudades española con más infracciones de las normas de tráfico y de sus ordenanzas municipales que reglamentan la movilidad en la ciudad.
Cabe destacar, que hace un par de años fue anónimo el agente 541. Quien solo tramitó unas 70.000 denuncias en el ejercicio 2022, con un total de siete millones y medio de euros en multas. Estos números pueden ser engañosos hasta cierto punto y que la mayoría de los casos se limitó a estampar la firma en el expediente.
Pero, de todas maneras, estas estadísticas las hace públicas el Ayuntamiento en el portal de datos ratifican esa percepción de que en Barcelona se aplica mano dura cuando se trata de infracciones de otro tipo.
6,1 % número de denuncias registradas
En el 2023, se registraron 6,1 % denuncias un porcentaje inferior al año anterior, esto debido a que la mayoría de las sanciones impuestas eran de escasa justificación. Cabe destacar, que solo el 3 % de los casos de infracción penalizada permite la retirada de puntos del carnet de conducir. Teniendo en cuenta que son más de 10.500 casos donde la sanción involucró la retirada de seis puntos.
Multas de tráfico anuales: volumen de sancionados ha incrementado de forma notable
Cabe destacar, que este volumen de sanciones corresponde a un reporte por parte del Ayuntamiento de Barcelona, un aumento de forma notable el número de radares, ingresos que han sido notorios, es decir, nada despreciables. Esto, a pesar de que las autoridades locales, las anteriores y las actuales nieguen y argumenten que este dinero que entra por esta vía no compensa los gastos de gestión del sistema.
Esto significa que el 2023 fue muy marcado políticamente, debido al cambio que se produjo al frente de la alcaldía a mitad de año. Se observa al socialista Jaume Collboni reemplazando a Ada Colau.
Lo que resultó un importe de sanciones a todo tipo de vehículo que estuvo cerca de los 100 millones de euros, concretamente 98,3 millones. Lo que significa una cifra que refiere al número de multas. Esto representó un número inferior a la del 2022, cuando por este concepto se recaudaron 107, 3 millones de euros.